A agência de notícias oficial da Argentina, a Télam, comunicou a demissão de 354 jornalistas, quase 40% de sua equipe, nesta terça-feira (26/6). Várias mensagens informando a demissão (chamados “telegramas de despido” em espanhol) chegaram para os funcionários durante o jogo de futebol entre Argentina e Nigéria na Copa do Mundo FIFA na Rússia, pela qual o país sul-americano se classificou para as oitavas de final.

A medida foi ordenada pelo governo de Maurício Macri, que, desde assumir, em dezembro de 2015, aplica um regime radical de dilapidação dos serviços públicos e ceifa o patrimônio nacional argentino. A justificativa apresentada para a inanição administrativa joga culpa sobre o governo anterior, de Néstor e Cristina Kirchner (2003 a 2015).

“Como tantos órgãos e empresas do Estado, a agência que herdamos também foi vítima da irresponsabilidade e da má gestão do governo anterior, que utilizou o público para fins político-partidários”, afirmou um comunicado assinado pela diretoria da Télam, segundo o jornal Clarín.

O diretor do Sistema Federal de Mídia Pública do país, Hernán Lombardi, atribuiu a medida a uma “herança kirchnerista” que, segundo ele, teria “duplicado a folha de pagamento”. Ele alegou que os jornalistas mandados embora “não se enquadravam no perfil desejado” pelos novos gestores.

Segundo o jornal El Cronista, Lombardi disse em entrevista ao programa de rádio de Jorge Lanata, famoso jornalista argentino, que o número total de demitidos era de 354 pessoas. De acordo com o SFMP, a agência até hoje tinha cerca de 945 funcionários no total, entre jornalistas e outras funções.

Telam_TelegramadeDespido2
Aviso enviado por telegrama que chegou aos trabalhadores demitidos da agência.

O texto enviado aos funcionários (imagem acima, em reprodução obtida pelo blog) afirma apenas que, “em virtude da reestruturação geral levada a cabo nesta empresa, notifica-se que [você] fica demitido a partir desta data”.

De acordo com representantes dos trabalhadores da Télam, entre os demitidos há funcionários com mais de 20 anos de casa, outros com problemas de saúde e inclusive uma designer que recentemente ganhara um prêmio pelos infográficos de uma reportagem multimídia.

Assim que as demissões foram anunciadas, funcionários realizaram um protesto em frente à sede da agência, no centro de Buenos Aires [foto do alto], e anunciaram uma paralisação e a ocupação da redação da empresa estatal. De lá, saíram em passeata até a Casa Rosada, palácio presidencial argentino [abaixo].

Funcionários da Télam anunciaram paralisação e ocupação contra as demissões

Fundada em 1946 com o nome de Telenoticiosa Americana, por iniciativa do então ministro do Trabalho e depois presidente, Juan Domingo Perón, a agência argentina é uma das principais da América Latina. Fornece serviços noticiosos em espanhol, inglês e português, e tem correspondentes em oito praças no exterior e mais 27 dentro da própria Argentina.

Até 2015, a Télam prestava uma ampla cartela de serviços, que incluíam desde a cobertura geral e especializada em esportes, saúde e agronegócio até charges, quadrinhos e passatempos, muito utilizadas por jornais de pequeno e médio porte. Também era a agência responsável por hospedar o portal colaborativo ANSUR.am, mantido pelas nove agências latino-americanas membros da ULAN, além de coordenar as iniciativas de cooperação entre elas. Quando Macri assumiu o governo, vários desses serviços foram cortados e o portal foi tirado do ar.

Abaixo, o blog reproduz dois comunicados: o de Hernán Lombardi e do Sistema Federal de Mídia Pública, primeiro, e o dos representantes dos trabalhadores da agência, em seguida:

 

Acerca de TelAm
Las agencias públicas de noticias cobran valor en un mundo donde la impunidad del delito promueve las falsas noticias. En el siglo XXI el sentido que tienen es informar a los ciudadanos con veracidad, profesionalismo e independencia del poder político y los intereses comerciales.

Donde reina la posverdad no hay periodismo posible, donde se inventa la verdad lo único que importa es el efecto de la noticia y no su fundamento. La función del periodismo es contar los hechos con la mayor objetividad.

En TelAm la administración anterior vulneró, despreció y destruyó este sentido último. La propaganda se enmascaró detrás del periodismo. La información tendenciosa y las operaciones sucias fueron la tónica de la época. Los lobos se disfrazaron de corderos, la propaganda se disfrazó de periodismo.

El desmanejo administrativo no tuvo precedentes: denuncias de corrupción en el manejo de la pauta y contrataciones desleales.

Al límite de lo imaginable, se encontraron impresiones y diversos productos de merchandising de propaganda partidaria y de celebración del gobierno anterior financiados con dinero del presupuesto de la agencia.

Se pasó de una planta de 479 empleados en 2003 a casi 1000 empleados en 2015. ¿Qué necesidad hubo de duplicar la planta de empleados? Una sola: satisfacer las necesidades de adoctrinamiento de un gobierno y la sujeción a su poder.

Construyeron un complejo entramado sindical, empresarial y legal para perpetuarse y mantener cautiva a la agencia y coartar el trabajo libre de periodistas de raza que aún subsisten en la empresa.

Un minucioso trabajo de las nuevas autoridades de la agencia TelAm a partir de 2016, permitió desarmar la madeja, evitó costosos juicios al Estado y logró hoy que la justicia nos dé la razón. La oposición desplegada por 44 delegados en una empresa de más de 900 personas y por 61 medidas de fuerza en dos años y medio, exhiben lo manifestado. Cuesta encontrar en la memoria un ejemplo tan contundente como la reciente decisión que tomó la justicia de impedir la entrada a la empresa al secretario general de un gremio por considerarlo “peligroso para sus compañeros”. 
Ninguno de estos escollos impidió que se avanzara en la mejora de los contenidos con información confiable y una fuerte apuesta a las nuevas tecnologías, que impulsó el crecimiento de los abonados de TelAm, entre ellas, numerosos medios del extranjero.

Por todo esto, acompañamos la decisión del directorio de TelAm de completar un plan de reformas y modernización para poner a la agencia donde debe estar.

Hoy ganó el periodismo y ganaron los ciudadanos. Los ciudadanos porque recibirán de la Agencia TelAm información objetiva, veraz e independiente. El periodismo porque podrá desplegar, sin presiones ni chantajes, su noble oficio. Hoy ganó el periodismo y ganaron los ciudadanos. Hoy ganó el futuro de la Agencia TelAm.


TelAm: Paro y ocupación por despidos masivos
Trescientos cincuenta y cuatro “desvinculaciones”, según el eufemismo utilizado por el directorio para comunicar el “futuro” de la Agencia. Por citar algunos ejemplos, trabajadores con cerca de 20 años en la empresa y con problemas de salud, fueron despedidos y quedan sin cobertura de obra social. Hace poco festejaban el premio de FoPeA a Cautivas, “el primer especial que TelAm produce para articular el periodismo en profundidad con todo el potencial del formato audiovisual”, a la infografista premiada la despidieron. El comunicado de los trabajadores:

Las trabajadoras y los trabajadores de TelAm, la agencia pública de noticias y publicidad, se encuentran de paro total de actividades y con la ocupación y permanencia pacífica de sus dos sedes en Buenos Aires. El ministro Hernán Lombardi anunció por los medios de comunicación 354 despidos por “re-estructuración empresaria”.

Los trabajadores de la agencia, convocados por el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) y el Sindicato de Trabajadores de Prensa (SiTraPren), celebraron una Asamblea General en la puerta del histórico edificio de Bolívar 531 apenas conocidos los primeros despidos. Se recordaron las exitosas experiencias que revirtieron los cierres de 1996 y 2000 (cuando la agencia también era presidida por Rodolfo Pousá, el actual presidente) y se exhortó a pelear por defender la existencia de TelAm y los medios públicos.

Con un extraordinario nivel de cinismo y perversión, Lombardi anunció los despidos masivos como una buena noticia, con un llamado a construir una “nueva TelAm” luego de promover una suerte de limpieza ideológica de aquellos trabajadores que -dijo- ingresaron en el gobierno anterior. Un discurso insostenible y falso. Los despidos consumados hoy responden a trabajadores de todos los sectores, de toda antigüedad, de todas las pertenencias políticas. Lo que hay es un desguace: un proyecto para desmantelar a los medios bajo gestión estatal y entregar el sistema de medios en favor del capital concentrado de la industria.

Las trabajadoras y los trabajadores de TelAm convocaron a una nueva Asamblea General para mañana miércoles 27 a las 12 en la puerta del edificio de Belgrano 347.

Esteban Giachero: 15-4980-5871 / Mariano Suárez: 15-6228-1059 / Raúl Ferrari: 15-5662-3128 / Carla Gaudensi: 15-3125-0247 / María Laura Da Silva: 15-3377-0019 / Francisco Basualdo: 15-3556-2215

Anúncios